¡Pequeña imperfección!

Mi foto
8 de Agosto. Típica. Tímida con los que no tengo confianza y loca con los conocidos. Soy extraña, un día me encontrarás dando saltos de alegría y otro viviré enfadada con el mundo. Odio los días en los que todo me sale mal y que mis padres no me dejen hacer lo que me dé la gana. Seguidora del Real Madrid y gran fan de Cristiano Ronaldo. No soy pesimista, soy optimista con experiencia. Tengo la manía de cuando despierto sin acabar un sueño seguir durmiendo para acabarlo. No sé si el mundo está del revés o soy yo que está boca abajo. No me arrepiento de nada, porque fue en algún momento lo que sentí. Tengo 7 personas a las que le debo mi vida. Soy fan de dormir. Me gustan los libros de Federico Moccia. Fan de 'El diario de Noa'. Mi lista de sueños llega hasta el cielo. Dándole la vuelta a la almohada para ponerla por el lado frío desde 1998. Dejarse llevar suena demasiado bien. Mi color favorito es el azul y mi número el 7. Admiro a la gente que vive conmigo mi día a día, por tener que aguantarme. Pull and Bear. Fiesta. Las apariencias engañan.Vaga. Vaga. Muy vaga. El tiempo corre y yo solo ando. Pero a pesar de todo si volviera a vivir y tuviera que elegir una vida, elegiría esta.

Unión de soñadores

viernes, 27 de abril de 2012

-Alergic?
+Yes.
-To what?
+...People. 

domingo, 15 de abril de 2012

~De Galicia a Valencia.

sábado, 7 de abril de 2012

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.
Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.
Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente...